Bye bye, TV Shows

mayo 22, 2007

Se acerca el verano y por tanto el final de temporada de la mayoría de las series estadounidenses. Para muchos de nosotros, además, es un momento contradictorio. Por un lado, significa el inicio de la edad oscura, ésa en la que estás varios meses sin noticias de tus series favoritas; por otro lado, en realidad es el momento más esperado, el momento de las respuestas, de las nuevas incógnitas, momento desenlace, vaya🙂

Yo, consumidor hasta la saciedad de estos productos, no tengo otra opción que investigar nuevas líneas de adicción para pasar el verano lo más entretenido posible. Mientras tanto, espero a saborear el final de:

  • Lost: final de la tercera temporada, después de haberse confirmado tres temporadas más, a razón de 16 episodios cada una. Season finale el próximo miércoles, doble capítulo donde, al menos, deberán explicarnos el número de habitantes definitivo que tiene la isla (que si los otros, que si dharma, que si los estrellados, que si los subacuáticos…), decirnos si muere Charlie de una vez por todas y quién es Jacob. Evidentemente seguiremos sin saber qué es la isla – si es que es una isla – y qué pasa con la física y el tiempo.
  • Heroes: parece que la temporada finiquitará la historia en sí misma y la segunda sesión será completamente distinta, por lo que sólo nos queda saber How to stop an exploding man
  • The Sopranos: no hay más temporadas previstas, esto sí que me duele. Si bien la linea argumental de esta serie no confluye en torno a un argumento complejo y enmarañado, tengo curiosidad por ver si los creadores se atreven a matar a Tony Soprano o, al menos, a Carmela. Una de las mejores series que he visto, sin duda.
  • House: aquí realmente no hay nada que termine, por lo que nos quedará la pena de no disfrutar de una de las mejores series de la historia hasta dentro de unos meses. Por cierto, no os perdáis, si es que no lo habéis visto ya, el episodio 22, Resignation, concretamente cuando Robert Sean Leonard hace una maravillosa interpretación después de haber ingerido una gran dosis de anfetaminas (YouTube, 2:37).

Además, ya sufrimos el final de Prison Break, que volverá en agosto, en directo desde Sona. Anatomía de Grey es más un culebrón que otra cosa, por lo que tampoco lloraré su ausencia. Mujeres Desesperadas no es un culebrón, pero tampoco es digna de ninguna adoración más allá del entretenimiento y el buen guión que pone sobre la mesa (aunque quizá eso ya es bastante). En el horizonte estival, Veronica Mars (que por cierto no se sabe si terminará su andadura este año, en la tercera temporada), A dos metros bajo tierra y Galactica.

¿Quién dijo series? :)))

Una respuesta to “Bye bye, TV Shows”

  1. Beta Says:

    A mí Prison Break me parece una estafa y es lamentable que la estiren una temporada tras otra como están haciendo. Ahora… House son palabras mayores. Los martes ya son el día de House (no entiendo cómo hay gente que sigue viendo Los Serrano, menudo país).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: